Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 agosto 2011

Aquellos años

Recuerdo aquellos años en los que me creía que el mundo era mío. Porque con quince años cualquiera se habría sentido en la cima del mundo, peleando por lo que quería y consiguiéndolo en la mayor parte de las veces.

Recuerdo aquellos años en los que teniendo poco, lograba grandes cosas. En las que faltándome ilusión y ganas algunas veces, conseguía ver el sol la mayor parte del tiempo.

Recuerdo aquellos años en los que los amigos crecían contigo a la misma vez, aprendiendo de la vida las mismas cosas y recibiendo las mismas lecciones. Porque éramos iguales en nuestros objetivos y diferentes en las formas de lograrlos.

Recuerdo aquellos años en los que habría dado todo lo que tenía, que no era mucho, para que el tiempo se hubiera detenido. Porque dolía que los días se acabaran y que no se hicieran eternos.

Recuerdo aquellos años en los que escribir era una necesidad y no un capricho. Cuando saltaba una necesidad que poco a poco ha ido diluyéndose en un mundo de prisas que ha apagado esa llama de la necesidad.

Recuerdo aquellos años en los que me creía que el mundo era mío. Y en parte lo fue.

Anuncios

Read Full Post »

Dicen que la música amansa a las fieras pero esa era la fiera más furiosa que jamás se vio.
No había música que la calmase ni sonido que la hiciese descansar.
Permanentemente en estado de ansiedad luchando contra la tranquilidad de todo lo que le rodeaba.
A la calma contestaba con tempestad, a los susurros con vozarrones que se oían hasta en el más allá.
Decía nunca descansar, siempre en estado de alerta.
Como si le fueran a fallar o como si lo hubieran hecho ya.

Dicen que la música amansa a las fieras pero con ella, la música nunca lo consiguió.
Es más: ni siquiera lo intentó. ¿Para qué? Se preguntaba. Ni que yo tuviera la solución.
La canción más bella del mundo ni siquiera le provocó ninguna reacción.
Se quedo callada, en silencio, pero después gritó.
Nadie jamás pudo apagar ese dolor. Nunca jamás descansó.

Y es que el dolor que sentía esa bestia nunca tuvo comparación,
luchó por liberarse de esos fantasmas, luchó contra sí misma y perdió.
Intentó luchar contra todo, pero pobre fiera,
jamás lo consiguió.

Junto a lo salvaje advierte
lo cerca que ando de entrar
en un mundo descomunal
siento mi fragilidad.
Vaya pesadilla,
corriendo con una bestia detrás,
dime que es mentira todo,
un sueño tonto y no más.
Me da miedo la enormidad
donde nadie oye mi voz.
Deja de engañar, no quieras ocultar,
que has pasado sin tropezar.
Monstruo de papel, no se contra quien voy
¿o es que acaso hay alguien más aquí?

Lucha de gigantes

 

Read Full Post »