Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28 enero 2011

Sin huellas

Cada vez que no quiero dejar pistas
que quiero pasar desapercibida,
que nadie me vea ni nadie me recuerde,
que nadie sepa si estuve,
y que se olviden enseguida de lo que hice…

Cada vez que no quiero dejar pistas,
dejo huellas en el suelo y no se borran,
no consigo que se borren.
Huellas eternas que vuelven a la cabeza de los demás
una y otra vez
una y otra vez.
Huellas que no se van, se quedan ahí recordando
y recordándome cada paso mal dado…

Cada vez que no quiero dejar pistas
todo el mundo me ve, me recuerda,
saben que estuve, no se olvidan de lo que hice…

Cada vez que quiero pasar desapercibida
dejo marcas en el suelo con más fuerza.

Estaba escrito desde hace algún tiempo y por algún motivo que (no) desconozco, lo publico hoy. Un día como otro cualquiera, pero hoy. Y ya que estoy dando explicaciones, solamente daré algunos trazos de por qué lo escribí (cosa, por cierto, la de explicar, que nunca hago.
Puede hacer más de dos años de todo esto. Vivía situaciones y hacía cosas de las que a veces no me sentía demasiado orgullosa y siempre quería olvidar. Pero no siempre era posible, porque siempre había alguien que me había visto, me había sentido, me había escuchado. Es decir, que nunca conseguía pasar por desapercibido las cosas que ya no me agradaban, los hechos de los que no me sentía orgullosa. Y al final aprendí algo de todo aquello: todo lo que hacemos, por muy invisible que queramos hacerlo, por mucha prisa que nos demos en olvidarlo, siempre afectará a alguien, bine directamente, bien simplemente haya estado allí para verlo. Y eso es motivo suficiente para saber actuar en todo momento y lugar. Porque vivimos rodeado de gente, incluso en los momentos en los que nos creemos que estamos solos. Y si algo decidí en aquel momento, es que cada vez que quiera reirme sin parar, llorar con rabia, gritar, desesperarme o alegrarme sin esconderme detrás de máscaras, lo haré en la soledad que me permita saber que al final, no dejaré huellas.

Read Full Post »

D-U-D-A-S

He dejado atrás el momento de la duda. ¿Sabes cuándo es eso? Es el momento de un viaje en que es más largo volver al punto de partida que continuar hasta el final. Igual que… ¿recuerdas cuando aquellos astronautas tuvieron problemas? Iban hacia la luna y algo salió mal, no sé, alguien metió la pata y tuvieron que hacerles volver a la Tierra, pero habían pasado el punto sin retorno. Tuvieron que dar toda la vuelta a la luna para volver, y estuvieron sin establecer contacto durante horas. Todo el mundo esperó con ansia a ver si aparecía por el otro lado un puñado de muertos metidos en una lata. Y así estoy yo. Estoy en la otra cara de la luna, incomunicada. Y todo el mundo tendrá que esperar hasta que aparezca.

Un día de furia (1993)

LLevo algún tiempo con esto en la cabeza. No se que quiero hacer, lo que quiero continuar, lo que quiero dejar. No se a donde quiero ir y si me arrepentiré de la decisión que finalmente tome. ¿Qué se hace cuando las dudas apenas te dejan respirar?

Read Full Post »

Incomprensible como el primer día, inexplicable como todos los demás.Imposible pensar que no volverá a repetirse, que algún día (y por algún tiempo) terminará. Porque tú ya sabes lo que es despedirme de ti detrás de una ventana, en alguna estación. Porque yo se lo que es para ti dejarme en la estación cuando eres tu el que se va. Porque tu sabes tanto como yo de ausencias, de distancia, de esperanza y de planes. Porque se que te duele como a mí, porque se que no quieres que llegue ese día. Entonces, te pregunto, ¿por qué prefieres dejarme marchar?

Y tu estarás nadando en otra taza de café,
ahogando las dudas por si me vuelves a ver.
Y yo estaré mirando en el paisaje buscando las señales que digan:
Llegaré hasta donde haga falta,
la distancia no tiene importancia
si acaba donde empiezan tus pies.

La distancia | Luis Ramiro

Read Full Post »