Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 23 mayo 2009

Si de algo he estado yo rodeada en mi vida, ha sido de ingenieros. Empezando por mi padre, Ingeniero Técnico Agrícola, especialidad en explotaciones agropecuarias. Un enamorado del campo, de las plantas, y de la plantación de tomates que tenemos detrás de casa que no parece arrancar del todo. Y eso que es alérgico al polen. También es un manitas, es el que arregla las cosas de casa cuando “estallan” y el que está siempre probando y haciendo cosas nuevas de esas que te ponen histérica.

La afición de enreda desde luego la heredó mi hermano, porque yo, más bien poquita. Aunque en menor medida, siempre está liado con cachivaches, probando cosas nuevas y también inventando artefactos. Como aquellas vez que decidió colgar una cesta de la escalera para bajar al perro de la primera planta a la de abajo. Aún recuerdo la bronca que le cayó cuando mi madre vio el descenso del pobre animal con el rabo entre las piernas y los ojos como platos. Y ahora ahí le tienes, con dieciocho años recién cumplidos y peleando por entrar en Ingeniera Aeronáutica.

La siguiente persona que conocí que iba a convertirse en ingeniero fue al que fue durante cinco años mi mejor amigo. De su forma de ser, poca mención. No se por qué nos hicimos tan amigos con lo diferentes que éramos. Pero el caso es que sí, nos hicimos muy amigos y desde entonces hasta aquí nos han pasado muchas cosas. Muchos días en mi casa liado con mi ordenador, muchas caras de sorpresa de mi padre cuando le veía con nuestro ordenador abierto en canal, mucho cable por todos sitios, mucho consejo para comprarme el portátil (aunque finalmente me lo robaran…) y otras cuantas cosas más. Yo creo que es ingeniero desde que nació, sólo que el título no te lo pueden dar tan pronto. Por eso sigue empeñado en sacárselo. Ingeniera de Telecomunicaciones. (Cuando digo que fue durante cinco años mi mejor amigo, no es que le haya perdido, es sólo que…nada, que somos otra cosa).

Él me presentó al que fue mi novio en esa etapa tan dura de tu vida que es la adolescencia. Otro enreda que no podía estarse quieto, que tenía siempre respuestas para todo. Supongo que por eso tendría sentido que fuese el mejor amigo del arriba mencionado. Menudo par… Ahora somos amigos (pese a que a mucha gente le sorprenda, sí, somos amigos) y él continúa sus estudios de Ingeniera Aeronáutica.

Y aún así, saliendo del círculo que me rodeaba en mi ciudad, en Jaen conocí a un chico que acabó convirtiéndose en mi novio, que resultó que finalmente también iba a ser ingeniero. Ingeniero Industrial. Creo que de todos quizás sea el que menos presentaba un perfil de ingeniero y aún así, tenía bastantes cositas que lo auguraban. Después de la relación que iba para dos años, le perdí la pista y llevo meses sin saber nada de él. No se quién me comentó que se había cambiado de carrera, a otra ingeniería.

De entre mis amigos de ahora, solamente uno se ha decantado también por la ingeniería. Y con razón. De mis amigos, sin duda, el más mañoso. Solamente él, el día de mi cumpleaños, podía soltarme “si me traes un destornillador te arreglo este par de cables”. También especialista en mover muebles cuando hay ataques de hormigas mientras dos de sus otros amigos se rien de él todo el tiempo (somos malos) y llaman al otro a continuar con la broma.

Y si pensaba en la posibilidad de deshacerme de los ingenieros, posibilidad descartada. El amor es lo que tiene, supongo…

Anuncios

Read Full Post »

Podrás irte. Qué remedio si hay que perderte.
Pero los poemas, los pelos de punta, las ganas de gritar lo que se siente, la intensidad de tus palabras, se quedan con nosotros.
Gracias por haberme enseñado a sentir de esta manera, a ver la vida con otros ojos, a hacer mi existencia lo más especial posible, a evadirme, a viajar a lugares que nunca pensé que existirían, a haberme ayudado a explicarle a los demás lo que sentía y lo que siento, sobretodo a aquellos a los que la poesía simplemente les pasaba de largo.
Gracias por darme las palabras que a veces necesito para hasta yo misma entenderme.
Gracias por haberme regalado tus palabras. Podrás irte, pero tus palabras se han quedado aquí con nosotros.
No te olvidaremos.

Hoy son malos tiempos para los soñadores que aprendimos tanto de ti, Benedetti.

Qué vamos a hacer /somos pasajeros
de una vida que pasa y no perdona
pero seremos nada /sólo eso
cuando esta vida que ahora pasa
ya no pase.

Pasajeros, Testigo de uno mismo.
Benedetti.

Read Full Post »

Post-it

Debido a la inmersión que he hecho en libracos de Derecho con el fin de tirar pa´lante con la carrera, me apunto cosas aquí de las que tengo ganas de hablar, pero no tengo tiempo:

-Nueva regulación del aborto.
-Violencia de género, Tribunales de Violencia Sobre la Mujer, Ministerio de Igualdad(estará dedicado a la única persona que en este tema es especialmente sensible).
-Educación (primaria, secundaria y analfabetismo declarado).

Ya iré añadiendo más según vayan surgiendo mientras friego los platos.

Read Full Post »

Kitchen fobia

A veces les cuesta ponerse de acuerdo con el menú.
Ella no puede saber si le gustan las patatas con bechamel que él dice que le va a preparar porque sabe que es su plato favorito.
Ella tampoco está segura de querer comerlas por si no le gustan y entonces echará a perder todo el interés y el tiempo que él ha dedicado  a las patatas.
Él quiere prepararlas porque está convencido de que a ella van a gustarle.
Ella las probará. Ya sabe lo bien que cocina…

Read Full Post »

Es extraordinariamente extraña la sensación de tener una cierta obsesión por cada paso que das, intentando recordar si los pasos que diste anteriormente en iguales situaciones fueron los mismos, o al menos bastante parecidos. Como si la modificación de cada paso, se tornara ahora en una consecución de hechos que solamente pueden afectar negativamente a los objetivos que te has marcado.
Extraordinaria y frustrante. Calcular cada paso en función del análogo unos meses antes, o el año anterior. Porque esto se repite dos veces al año y prácticamente en el mismo sentido. Calcular los pasos, tratar de determinar las posibilidades de error y buscar soluciones rápidas y (esperemos que) eficaces.

Frustrante y angustioso saber que la felicidad que por una parte te viene, te repercute negativamente en otro lugar. Como si la felicidad encontrase su contrario justo en aquello que debería ser al menos, igual de importante. Como si de una balanza se tratase y se tuviese que estar permanentemente midiendo cada cosa que se añade a la misma con el fin de que se no desequilibre lo más mínimo.

Angustioso pero gratificante cuando consigues mantener el equilibrio, cuando consigues los objetivos sin alterar demasiado el resto de elementos de tu vida que son nuevos, que llegaron hacen relativamente poco tiempo pero que han destruído más castillos de arena de los que se pueda esperar de una situación que es inevitable que pase.

Gratificante y agradable es pelear por aquello que se quiere, pelear por conseguir un objetivo final mucho mayor, por un objetivo que es demasiado importante por ti, que te roba hasta el sueño.

Y agradable e increíble es contar contigo para que me ayudes a equilibrar la balanza.

Read Full Post »

traición.

(Del lat. traditĭo, -ōnis).

1. f. Falta que se comete quebrantando la fidelidad o lealtad que se debe guardar o tener.

Para la RAE, quebrantar la fidelidad o lealtad que debe guardar o tener…
La fidelidad que debe guardar, que debe tener…
Tanto se habla de la fidelidad en estos días que corren llenos de traiciones, que a nadie parece importarle la fidelidad que se debe sobretodo a sí mismo. Porque es lo que nos queda siempre, porque es lo que tenemos, lo que no se va a ir, lo único que es inalterable.
Podrán traicionarnos mil veces y otras mil veces podremos (o no) perdonarlas, podrán jugar con la fidelidad a su antojo, podrán hacernos daño de las maneras más insospechadas. Pero aún así, nunca será comparable con la traición que podemos hacernos a nosotros mismos si no nos guardamos la fidelidad que merecemos.
Traicionarse a uno mismo, engañarse. Jugar con los sentimientos, hacernos creer que pensamos, que creemos en algo, cuando en lo más profundo de nosotros sabemos que no es así.
Traicionarse a uno mismo, olvidarse. Dejarse llevar por las situaciones hasta que ya ni siquiera nos sintamos parte de lo que éramos. Dejarse llevar (que siempre suena demasiado bien) sin pararse a pensar la parte que se está perdiendo, que se está cediendo…
Traicionarse a uno mismo, dividirse. Perder la esencia de uno mismo, dividirse en tantas partes que la reconstrucción sea si no imposible, extremadamente difícil.
Traicionarse a uno mismo, olvidar la lucha. Olvidar todo lo peleado, lo vivido, lo ganado en tantas y tantas batallas. Los logros, lo conseguido, el esfuerzo que se puso y que ahora apenas se quiere valorar.
Traicionarse a uno mismo, bailar a otro son distinto al tuyo, bailar otro agua, bailar otros ritmos, otras canciones, moverse al compás de otras notas.
Traicionarse a uno mismo, darse. Darlo todo aunque exista esa posibilidad de quedarse sin nada. Darse sin medida, sin dudas, sin excusas.
Traicionarse a uno mismo, cambiar prioridades. Cambiar los horarios, descolocar lo ordenado, morder los días, arañar las horas, olvidar el sueño. Evitar movimientos, sentir necesidades que antes no tenías. Ceder demasiado, dar explicaciones, convencer de que se está actuando bien.
Traicionarse a uno mismo, conseguir engañarse a uno mismo. Convencerse de que se hace lo correcto, de que todo puede salir bien así. Engañarse, perder la fidelidad que uno mismo se merece.

Traicionarse a uno mismo, enamorarse.

Me defiendo como gato panza arriba
sin llegar a distinguir a mi enemigo,
y me enredo con los hilos de tu vida
y me enfrento a un inventario de castillos.

A veces se me olvida | Quique González.

Read Full Post »

1

Porque haces desaparecer la distancia,
o al menos la reduces a lo mínimo que podemos permitirnos.
Porque en vez de dejar pasar los días esperando vernos,
los disfrutamos igual que como si los pasásemos juntos.
Porque nada sería igual sin tu sonrisa de todos los días,
sin las payasadas que me distraen
y sin las imitaciones que no paran de hacerme reir.

Porque esto es real, porque vendrán tiempos mejores para los dos,
porque vendrán días, han de venir.
Porque a pesar de que sean malos tiempos para los soñadores,
queda mucho por pasar.

Y porque sin ti, los días no serían más que la repetición de los anteriores.

Read Full Post »

Older Posts »