Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 25 noviembre 2008

8 Noviembre
Excursión organizada a Toledo con la gente de la Resi. Salimos a las 10 de la mañana. Llegada programada a las 00.30 de la noche. A las 20.30, después de estar disfrutando de un día apasionante en Toledo, suena mi teléfono.
-¿Diga?
-Soy Ana [Mi amiga y vecina residencial]. Mira, es que acabo de subir de poner una lavadora y cuando volvía al cuarto vi tu puerta forzada.
-¿Como qué forzada?
-Si…forzada, como que la abrieron de golpe. Y claro, me llamó la atención porque como estábais las dos en Toledo…
-¿Viste algo? ¿Entraste? ¿Se llevaron algo?
-No lo se, no he podido entrar. Entré con el conserje pero no pudimos ver apenas nada, no lo se.

Mi compañera de cuarto se acerca.
-¿Y esa cara?
-Han forzado la puerta y han entrado.
-¿Qué? ¿Quién?
-No lo se, no se más.

Y a partir de ahí, comenzó el desastre.

Anuncios

Read Full Post »

Happiness (2)

Poco tiempo pude disfrutar del sol que brilló el 20 de Noviemebre en mi habitación.
Poco tiempo duró también la borrachera no demasiado justificada de aquel miercoles en ese cuarto que cada vez visito más cuando terminamos de manera triunfal aquella exposición de 110 diapositivas y 77 folios de trabajo.
Poco tiempo duró este Lunes que debió ser más productivo.
Y poco duran estas palabras…
¿Cuándo tendré tiempo de contar todo lo que ha pasado de un tiempo a esta parte? Son tantas cosas que una no sabe por donde empezar…

Pero llegarán las palabras. Llegarán, llegarán.

[De momento toca aligerar peso, ordenar todo lo desordenado y esperar al Viernes=Iván Ferreiro]

Read Full Post »

Happiness (1)

¡Hay tantas cosas que decir, tanto que contar!

En dos semanas han pasado tantas cosas…

Un rayo no cae nunca en el mismo lugar
dos veces…
Pero si quiero te espero en el mismo lugar
otra vez.
Una bomba no cae nunca en el mismo lugar
de nuevo
Pero te debo un beso en el mismo lugar
otra vez.
Una mujer muy especial
más allá del bien y del mal.
Llegaste como un terremoto
Me encontraste entero
Y me dejaste roto
Quería paz y me diste guerra
Quería cielo y mordí la tierra
Afuera la inspiración era
Lo que menos uno se espera
Un rayo no cae nunca en el mismo lugar
Dos veces
Pero si quiero te espero en el mismo lugar
Otra vez
Porque una bomba no cae nunca en el mismo lugar
De nuevo
Pero te debo un beso en el mismo lugar
Otra vez…

Una bomba, Andrés Calamaro.

Read Full Post »

Han pasado muchísimas cosas desde la última vez que escribí. Entre ellas un robo que me ha dado algunos problemas desde hace hoy una semana.
Independientemente de todos esos asuntos, estoy pendiente de otra circunstancia que sí que me está quitando el sueño, sí que no me deja dormir y sí que me está matando por dentro. Sobretodo porque es algo que nadie más sabe, es algo que estoy llevando yo sola. Lo llevo yo sola porque no quiero hacer daño a nadie más del que me pueda hacer a mí misma… 
Bueno, sí, sólo hay una persona aparte de mí que lo sabe. Y lo sabe porque si no hubiese hablado con ella, no podría haber conciliado el sueño desde que me di cuenta de que esto podía ser más serio de lo que parecía en un principio.
Ahora sólo me queda esperar. Después comprobar. Si todo sale bien recuperaré mi statu quo ante y todo seguirá como siempre.
Si todo sale mal, tendré que empezar de cero, volver, luchar, matarme por dentro, matar a gente que me importa por dentro. Dudaré de todo mucho más. No sabré que hacer. Me ahogaré.
Pero de momento tengo que esperar. Aún no se sabe nada. Quizás el Lunes tenga la respuesta a todo esto.
Y tengo muchísimo miedo. Muchísimo. Nunca en mi vida había sentido tanto miedo y nunca la incertidumbre me había matado tanto.
Estoy tan perdida. Si todo va mal, viviré una parte de una vida que a mí no me toca, que me prometí que no me tocaría.
Y estoy metida en una espiral que me da tanto miedo… Tanto, tanto, tanto miedo…

¿Crees que la decisión de ir a verte ese preciso fin de semana es casualidad? Es necesidad. Necesito estar contigo. Necesito verte, necesito que me demuestres que tengo una parte de mi vida que no he perdido…
Por eso cada vez que me dices que no sabes si podré ir me matas un poco más. Porque si no te veo ese fin de semana… No lo se, pero necesito verte. Necesito que me hagas ver que no pasa nada, que la vida sigue y que seguimos vivos…
Lo peor de todo es que no sabes nada de esto. Y quizás nunca te lo cuente. Se que si te lo cuento,que si te digo que me pasa o que me podría pasar, te pierda para siempre… Y eso sí que sería ya demasiado para todo lo que llevo a cuestas…
Sólo necesito estar contigo, que me abrazaces por la noche cuando no pueda dormir. Sólo eso. No quiero reproches, no quiero suspiros ni “quien juega con fuego, se quema”.
No quiero nada de eso, por favor. No lo necesito. Más que yo misma, nadie va a poder hacerme daño con comentarios hirientes. Mi propia cabeza me está matando. No necesito que nadie la ayude a acabar conmigo…

Y a ti decirte que si me sacas de esta pesadilla, te devuelvo la parte de tu vida que te quité y yo me devuelvo la mía.

Ayúdame. por favor, ayúdame. estoy tan perdida…


Y que mi luz te acompañe
Pues la vida es un jardín
Donde lo bueno y lo malo
Se confunden y es humano
A veces no saber elegir.

Y sí te sientes perdido
Con tus ojos nos has de ver.
Hazlo con los de tu alma
Y encontrarás la calma
Tu rosa de los vientos seré.

Sí te embriagas de pasión
Y no enfrías tu corazón
Tartamudearán tus sentidos y quizás
hablará sólo el calor y no la razón
Es sabio contar hasta diez.

 

Rosa de los vientos, Mago de Oz.

SOS…

[Y esto muere aquí, obviamente.] 

 

Read Full Post »

Corta pero ancha

Dicen que cuando llegas aquí, tienes que elegir entre hacer los amigos en la resi o en la uni porque es muy difícil compatibilizar todo. Generalmente, la gente se inclina por la gente de la resi porque es la que conoces antes y con la que compartes prácticamente todo. Raros son los casos que prefieren la gente de la uni.

Cuando decidí cambiarme de carrera, sentía mucho miedo por lo que iba a encontrar puesto que no conocía apenas a nadie. Me consolaba pensando que sólo eran clases y que seguía teniendo mi vida normal de residencia.
Pero cuando llegas a una clase nueva de la mano de alguien que no tiene ni idea de lo que ha supuesto para tí este año (=todo), y te das cuenta conforme pasa el tiempo de que hay mucha gente que vale la pena, reconoces que hay más caminos por andar, más cosas que descubrir y mucha vida por vivir.

Entonces te das cuenta de que el cambio de carrera, ya no sólo por la carrera en sí sino por todo lo demás que has ganado con ella, es lo mejor que te podría haber pasado.

Y sonrío. Porque tengo toda mi vida anterior, sigo teniendo a esas cuatro chicas sin las que yo ahora sería otra persona completamente diferente, pero también tengo gente nueva que me muestra cosas nuevas, que me hacen ver que hay mucho más allá de lo que creía.

Por eso agradezco a cada una de esas personas, cada influencia sobre mí, cada gesto amable y cada movimiento que me hace comprender que esta vida es tan ancha como nosotros queramos hacerla.

Porque eso hay que tenerlo muy claro: la vida es corta pero ancha.

Read Full Post »

Mentiras

Podré decir que todo era mentira
no había nadie para comparar la situación
igual diré que es una coincidencia
que no tengo nada que ver, nada que perder
y algo que ganar si me sale bien
Nada que perder y algo que ganar si me sale bien.

Mentiroso mentiroso, Iván Ferreiro

Sólo hay mentiras si con ello lo que quieres es decir toda la verdad.

Toda la verdad, Iván Ferreiro

Todo el mundo miente. Es necesario que todo el mundo mienta. Lo hacemos conscientemente unas veces, inconscientemente otras, lo hacemos constantemente, a todo el mundo, amigos, familia, pareja, a nosotros mismos. Nos mentimos a nosotros mismos todo el tiempo, tratamos de convencernos de cosas que no son verdad y tratamos de convencer a los demás.
Mentimos. Y da igual lo que digamos, hagamos o justifiquemos. Mentimos.
Si decimos que no mentimos, mentimos. Sólo cuando decimos que no mentimos estamos diciendo la verdad y eso no nos excluye de ser mentirosos…

¿Qué es peor: mentir a los demás o mentirse a uno mismo? Lo primero afecta a terceros… Lo segundo a uno mismo. ¿Pero hay algo peor que tratar de convencernos de cosas que no sean ciertas? Mucha gente ha destrozado partes de su vida por no querer conocerse lo suficiente para no poder mentirse…
Además mentirse es casi siempre lo más fácil, lo más comodo, lo más simple.
¿Quién va a renunciar a lo fácil, cómodo, simple? Nadie. Y nadie es nadie. Y quien diga que no, miente.

Y las mentiras a los terceros, a los demás, a nuestro alrededor son tan necesarias. A veces ni siquiera somos conscientes, pero las necesitamos. Si no mentimos, las consecuencias pueden ser peores, podemos hacer daño, nos pueden devolver la mentira en forma de puñalada en el pecho. Podemos pasarlo mal, hacerlo pasar mal, podemos poner vidas del revés, podemos hacer tantas cosas con la verdad que asusta. Asusta mucho.
Y repito: ¿Quién va a renunciar a lo fácil, cómodo, simple? Nadie. Y nadie es nadie. Y quien diga que no, miente.

Mentir a los demás, a uno mismo. Mentiras grandes, pequeñas, inconscientes, conscientes, espontáneas, preparadas. Mentiras de día, de tarde, de noche. Mentiras en bares, tiendas, plazas, calles. Mentiras en miradas, gestos, palabras.

Mentiras más o menos importantes… Pero mentiras al fin y al cabo.

He aquí el axioma de la condición humana: todo el mundo miente.

House.

Read Full Post »

Statu quo ante

Hace algún tiempo cometí un error. De ese error falta una última consecuencia que estoy esperando que no llegue.
Sólo hasta que la consecuencia aparezca no podré recuperar mi statu quo ante.

Debe faltar poquito y necesito que llegue. Todo mi equilibrio depende de eso. Todo.

Statu quo ante

Read Full Post »

Older Posts »