Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 agosto 2008

Miseria

Es miserable saberse miserable, pero es ser grande reconocer que se es miserable.
Blaise Pascal.
Sólo cuando levante la cabeza, cuando deje de mirar el suelo y cuando acepte que el pasado no es más que eso, que no se puede volver atrás y que no existe forma ya de enmendar los errores, empezaré a asumirlo.
Sólo cuando no me sienta miserable por mi situación, cuando no sienta que tú te llevaste toda la suerte de los dos y yo me quedé con las migajas.
Cuando deje de sentirme estúpida, miserable y cuando acepte que esta situación no es más que la consecuencia de mi propia decisión de ser justa conmigo misma y contigo.
Sólo cuando abra los ojos y diga: “¿Miserable yo?”. Cuando haga el recuento de lo que tengo y el resultado no sea “nada”.
Cuando pueda mirarte a los ojos y pueda decirte sinceramente “me alegro muchísimo por ti, porque ahora sí tienes todo lo que te mereces” sin que después venga un “a pesar de que yo me quedase en la miseria”, sino un “y yo tengo lo que también estaba buscando: no traicionarme a mí misma y buscar aquello que me llene”.
Sólo cuando sea consciente de lo que tengo, cuando no tenga prisa, cuando no espere ya nada y solamente me limite a vivir lo que tengo sabiendo que es lo mejor del mundo y que nada podría superar mi situación.
Cuando no piense que la salida de mi miseria es encontrar a alguien y teniendo ya a alguien, me iguale contigo diciéndote: “¿ves? a pesar de todo tengo derecho a ser feliz”.
Sólo cuando te mire y te diga “estoy bien así y no necesito nada” y esas palabras sean sinceras, cuando no le guarde rencor y ya nunca tenga miedo por ser la consecuencia de mis errores, todo esto pasará.
Se irá, desaparecerá. Y ya no habrá daño, sentimiento de culpa, responsabilidad.
Pero lo primero es lo primero.
Tengo que dejar de sentirme miserable, porque como dijo Lincoln:
Es difícil hacer a un hombre miserable mientras sienta que es digno de sí mismo.

Read Full Post »

Este adiós, no maquilla un “hasta luego”,
este nunca, no esconde un “ojalá”,
estas cenizas, no juegan con fuego,
esta ciega, no mira para atrás.

Este notario firma lo que escribo,
esta letra no la protestaré,
ahórrate el acuse de recibo
estas vísperas, son las de después.

A este ruido, tan huérfano de padre
no voy a permitirle que taladre
un corazón, podrido de latir

este pez ya no muere por tu boca
estos ojos no lloran más por ti.

Citando “Nos sobran los motivos” de Joaquín Sabina, me quedo sin nada más que decirte.
Cada vez estás más lejos. Y ni imaginas lo que me está costando dejarte tan atrás. Aunque parezca mentira después de todo, dejarte atrás es a lo único que se ha dedicado mi corazón durante los últimos meses.
Pero es que desde hacía mucho tiempo, para llegar a esta situación,
me sobraban los motivos pero me faltaba valor.

Read Full Post »

Marxismo

No se cuántos años van ya desde que quedé fascinada por el humor de estos hermanos judíos y quería dedicarles algo de mi tiempo.
Como no tiene sentido poner todas las frases que todo el mundo conoce de sus películas, dejo un video de una de las escenas que más me gustan: el camarote de los hermanos Marx.

Dejo también La parte contratante como recuerdo a las horas de estudio de la asignatura de Derecho Civil II (contratos). Creo que todo el mundo que me conoce, en esas fechas, vio el video 😉

Read Full Post »

Agotaba el último cigarro del paquete frente a la ventana de una habitación en la que entraba la escasa luz que irradiaban las farolas de la calle. El reloj marcaba las cinco menos diez de la madrugada y su corazón ya no marcaba nada.
Típica esta situación, ¿eh?” pensaba. “¿Cuántas veces he visto yo esta imagen de mí mismo por televisión? Pues anda que no hay diferencia entre ser el espectador y entre ser el miserable…“.
Sus pensamientos volaban de lado a lado en su cabeza a velocidad de vértigo. “¿Miserable? Todas esas personas parecían miserables al otro lado del televisor, sí, o al menos no mostraban que su situación tuviera algo de positivo, pero ¿yo me siento miserable? No. No me siento miserable en absoluto“.
Y era verdad, la decisión la había tomado él mismo frente al espejo. Sentía que debía ser así y así lo hizo. Había pensado demasiado en provocar el cambio que ahora mismo veía en sí mismo frente a la ventana. Estaba todo tan pensado, que no tenía sentido sentirse miserable. Y ya no era sólo que no tuviera sentido, sino que simplemente no se sentía así. Era su deseo. Todo lo que ahora vivía era su propio deseo de evadirse de esa situación que ya no le hacía latir el corazón. Su deseo. Las palabras retumbaban en su cabeza ahora con más intensidad.
Los pensamientos seguían revoloteando como si tuvieran prisa, como si tuviesen miedo de desaparecer con la última calada del último cigarro.
Curioso el mundo, ¿no? Todavía se cree que es el amor el que me mueve el mundo, el que hace que todo se mueva, el que permite que no acabemos los unos con los otros… El amor.
Pero, ¿quién va a creerse eso hoy en día? En un mundo en lo que lo más importante es el trabajo. Primero el trabajo, luego
lo demás, como si lo demás no importase. Trabajo es igual a dinero, que es igual a poder.
¿Quién va a creerse ahora esa patraña del amor? ¿Quién va a confiar en encontrar amor en algún lugar de la tierra? El trabajo (igual a dinero) está en todas las partes de la tierra, luego en todas las partes de la tierra el amor ha sido desterrado como la cosa más inútil
creada por el hombre.
¿Cuántas personas conozco que renuncian a su familia por tener un
mejor puesto de trabajo? Renunciar a una familia es renunciar a dar amor. Si todo el mundo renuncia al amor, nos queda productividad, sí, pero también nos queda automatismo, ¿o no?
Se movía inquieto por la habitación. Los pensamientos giraban a una velocidad que ni él mismo controlaba.
Que engaño esto del amor, desde luego. ¡El que nos engaña es el amor mismo! Nos hace creer que la persona que tenemos delante es todo lo que necesitamos. Nos hace que el corazón lata más fuerte, que nos tiemblen las piernas, que no nos salga la voz. Nos hace tener un punto débil, un talón de Aquiles que a veces roce hasta el absurdo. ¿Y luego para qué? ¿Para que todos esos fuegos artificales si un día te levantas no sintiendo absolutamente nada por la persona que duerme a tu lado? ¿Qué puedes esperar del amor cuando te engaña de esa manera?
Y luego encima, te acarrea responsabilidades que no sabes bien como afrontar. ¿Coómo explicar que el amor (que es entre otras cosas traicionero) ha decidido que ya no sientes nada por alguien? ¿Cómo decirlo sin que suene falso, sin vida? Ni siquiera eres responsable de no sentir nada. ¿Qué hacer con todo
lo que ya no se siente?
Pero engañarse no tenía ningún sentido ya… ¿O eso es lo que quiero pensar?
¿Mentirse? Alguien dijo alguna vez que el ser humano es el ser con más capacidad de autoengaño del planeta…Y qué razón tenía”.
“¿Cómo pudiste abandonar a tu esposa?” Las palabras de un amigo en común de los dos abarcaban ahora todo su pensamiento. Todo. No dejaba espacio apenas ni siquiera para respirar.
¿Cómo contestar a algo que no depende de ti? ¿Qué decir? ¿Cómo actuar a partir de ahora?”Las respuestas no se te aparecen delante“.
Lo que sí se le apareció delante hace tiempo fue una mujer, que hizo resurgir sentimientos en él que hacía tiempo habían desaparecido. Y no, no pudo controlarlo.
Unas horas antes, después de abandonar a su mujer y de buscarla a ella le había dicho:
-El amor es un engaño. Es el mayor engaño que el mundo nos da. Pero es un engaño que de momento (y digo de momento que con esto nunca se sabe) quiero vivirlo contigo.

Amor y engaño, del libro “El amor y otros defectos”.

¿Hasta dónde estamos dispuestos a dejarnos engañar por el amor?

Read Full Post »

Ya un amigo (y sí, empiezo a enlazarte demasiado) comentaba en un post las estadísticas de wordpress en las que se indican las palabras por las que la gente llega a los blogs.
Además, Cancho en un comentario del mismo post decía que: “Ahora todos vamos a escribir las búsquedas que llegan a nuestros blogs… Acabas de destapar al genio de la lámpara ¡Ya no hay marcha atrás!”.

Y como yo no tengo verguenza ninguna, dejo aquí alguna de las búsquedas, sólo para que veáis mi preocupación por el camino que está llevando este blog.

Son muchas y las agrupo:

1. Radiolé

-radiolé.es
-radiole
-música de radiolé.

2.Letras de canciones

no es que yo quiera convertirme en un recuerdo
-esta vez no puedo darte lo que no tengo
no sere yo quien despierte contigo
-se que vas a estar mejor cuando te vayas

3. Reflexiones

no creo en las personas, siempre te traicionan
estoy hasta lo que haga falta estar para
-mi creatividad
-que es sufrir
no sientas culpa por mi, ni pena
-sigues clavado en mi corazón

4. Consejos

-poemas de dejar ir un ser querido
-reflexion cuando yo ya no pueda
-querer escapar del todo
-valerse por mi misma
-palabras poder viento
-estrategias y tacticas en las relaciones

De radiolé hay muchísimas. Está claro que vienen por aquella antigua entrada titulada Radiolé no lo sabe y bueno, acaban leyendo el post que poco tiene que ver exactamente con Radiolé… Yo no se porqué terminan llegando aquí y porque soy un enlace tan directo a esa búsqueda…
En cuanto a las letras de canciones también tengo muchas. La gente oye un trozo de canción, la pone en el buscador a ver que sale y terminan leyendo algún post de mi blog.
De las dos últimas categorías me quedo sin palabras. Es para quedarse sin ellas. No puedo entender semejantes búsquedas.
Con respecto a la última, ¡están buscando consejo! ¡Hay gente que le pide consejo a un buscador! Como si los buscadores pudieran resolverle la vida a la gente. Es increíble.
¿Pero a quién le estás diciendo “sigues clavado en mi corazón”? ¿Y “no sientas culpa por mí”?
Todo esto me recuerda un poco a mensajes en botella. Tu lanzas tu mensaje al buscador, se pierde en el ciberespacio y de paso te salen algunas páginas abajo para alimentar tu espíritu.
¿Son los buscadores los nuevos mensajes en una botella?
Luego también, la gente aprovecha para ver si el buscador les hecha un cable: estrategias y tácticas en las relaciones”, como si los buscadores tuvieran la solución a esos interrogantes de la vida.

Por último, las reflexiones también tienen tela. “no creo en las personas, siempre te traicionan”. Vale, pero ¿a quién se lo está diciendo? ¿Qué espera encontrar en semejante búsqueda? Es un poco también mensaje en una botella pero con cierto carácter retórico, no va dirigido a nadie en concreto.
¿Y la de “que es sufrir”? Otra pregunta retórica que un buscador soluciona…

Y así, muchísima gente buscando consuelo en un buscador. ¿No es normal que me preocupe por el estado emocional de todas estas personas? ¿Por qué buscan ayuda en un buscador? Creo que debería dedicársele más atención a este tipo de gente que pretende que los buscadores les resuelvan la vida. El mundo de los buscadores no está demasiado explorado, no sé.
Yo creo que si toda esta gente supiera que alguien puede leer lo que escriben en ellos se cortarían un poco. O se quedarían sorprendidos de sus propias búsquedas. Si supieran que alguien puede leerlo… no buscarían estas cosas, creo yo.

Pero aparte de estar preocupada por todo este tipo de gente, hay otra preocupación todavía mayor que me incumbe a mí: ¿Debo preocuparme de que la gente llegue a mi blog a través de estas busquedas? ¿Hacía dónde se dirige mi blog si me enlaza gente con semejantes búsquedas? ¿Qué estoy haciendo exactamente con mi blog? ¿Es para replanteárselo?
Juzguen ustedes mismos.

(Gracias  Katmio y a Cancho por la idea)

Read Full Post »

Ataduras y libertad

¿Sabes lo que te pasa? no tienes valor, tienes miedo, miedo de enfrentarte contigo misma y decir está bien, la vida es una realidad, las personas se pertenecen las unas a las otras porque es la única forma de conseguir la verdadera felicidad. Tu te consideras un espíritu libre, un ser salvaje y te asusta la idea de que alguien pueda meterte en una jaula. Bueno nena, ya estás en una jaula, tu misma la has construido y en ella seguirás vayas a donde vayas, porque no importa donde huyas, siempre acabarás tropezando contigo misma (…)

Desayuno con diamantes (1961)

Read Full Post »

No dueles, no haces daño, no existes, no te clavas, no quemas.

Ya era hora, ¿no te parece?

Read Full Post »

Older Posts »