Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 24 abril 2008

Cuando uno toma la decisión de dejar todo atrás y comenzar con algo, parte de la idea de que no va a traicionarse. Va a seguir caminando adelante con su vida, sólo que en otro ambiente, otro lugar, otra gente, otras ilusiones.

Pero cuando llegan esos momentos, cuando notas que está pasando el tiempo y todo se hace raro, dan ganas de gritar, de abofetearse y decir: “¿pero qué haces?” No has pensado que el cambio es un arma de doble filo.

De un lado estás tú con tu mente, tus pensamientos, tu forma de ver la vida, tus cosquillas en el estómago cuando ves algo que de verdad te llena por dentro.

Del otro la nueva vida, lo que haces ahora que antes no hacías, los sueños con viajes imposibles, las noches eternas que nunca se acaban, la gente que conoces y te traiciona, los momentos que sabes que nunca volverá.

Y te cortas.

Porque te contradices. Estás en medio de algo que te gusta, que vives con toda la intesidad del mundo pero también que te duele, con lo que te sientes traicionada.

He tapado esa dualidad todo este tiempo entre libros, alcohol y salidas nocturnas.
Pero hace poco sucedió algo que me hizo pensar.
Ese algo es una persona.

Ha sacado de mí la conciencia que tenía más escondida, más oculta y sin embargo, también la situación hace que tenga que esconderla de nuevo.

Supongo que no tiene nada que ver que me esté gustando y que esa relación nunca va a ser nada más que lo que es ahora, no sólo por el si no por la situación real de los dos.

A veces siento que he perdido tanto el Norte, que nunca voy a volver a encontrarlo.
Y lo peor es que te necesito aunque estés lejos. Pero tú nunca estás ya. He notado que te he decepcionado. Lo siento.

Y ahora hacia adelante de nuevo.
Qué remedio.

Pero es precisamente el débil quien tiene que ser fuerte y saber marcharse cuando el fuerte es demasiado débil para ser capaz de hacerle daño al débil…”

“¿Qué quieres que haga por ti? (…) “Quiero que seas débil. Quiero que seas tan débil como yo”

La insoportable levedad del ser,
Milan Kundera

Anuncios

Read Full Post »

Hace 19 años salí al mundo.
Y han pasado millones de cosas propias de haber vivido tantos años.
Y ahora me encuentro en Madrid, haciendo una carrera que me gusta, viviendo a mi ritmo y guardando de la vida de antes todo aquello de lo que más orgullosa me siento que son mi familia y mis amigos.
Muchas gracias a todos los que seguís ahí y muchas gracias a todos los que este año han aparecido en mi vida.

No necesito hacer mucho más balance.

Feliz cumpleaños Consuelo, feliz cumpleaños 🙂

Read Full Post »